• Radio online

Estado Islámico sufre golpe doble por caída de Ramadi y muerte de líderes

  • Estado Islámico sufre golpe doble por caída de Ramadi y muerte de líderes

Fuerzas lideradas por Estados Unidos mataron a 10 líderes de Estado Islámico en ataques aéreos, incluidos individuos relacionados a los ataques en París, dijo un portavoz estadounidense, dando un golpe doble al grupo militante luego de que fuerzas iraquíes lo expulsaron desde la ciudad de Ramadi.

El primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, izó la bandera nacional en Ramadi después de que el Ejército retomó el centro de la ciudad de manos de Estado Islámico, una victoria que podría ayudar a reivindicar su estrategia de reconstruir a las Fuerzas Armadas después de sorprendentes derrotas.

"En el último mes, hemos matado a 10 líderes de ISIL con ataques aéreos dirigidos, entre ellos a varios autores de ataques en el exterior, algunos de los cuales están conectados con los atentados de París", dijo el coronel estadounidense Steve Warren, refiriéndose a las siglas con las que también se conoce al Estado Islámico.

Uno de los insurgentes fallecidos fue Abdul Qader Hakim, quien colaboró con las operaciones de los militantes en el exterior y tuvo contactos con la red que perpetró los atentados en París, dijo Warren. El líder islamista murió en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, el 26 de diciembre.

Dos días antes, un bombardeo de la coalición mató a Charaffe al Mouadan, un miembro de Estado Islámico que vivía en Siria y que tenía conexión directa con Abdelhamid Abaaoud, el sospechoso de planificar y liderar los ataques y tiroteos coordinados del 13 de noviembre en París, donde murieron 130 personas, informó Warren. Mouadan planificaba nuevos ataques contra Occidente, agregó.

"Parte del éxito es atribuible al hecho de que la organización está perdiendo a sus líderes", dijo Warren, aunque advirtió que el grupo "aún tiene colmillos".

El Ejército iraquí capturó el centro de Ramadi el domingo, en su primer gran triunfo contra el grupo radical islamista -que llegó a controlar un tercio de Irak en el 2014-, luego de meses de cautos avances apoyados por ataques aéreos de la coalición.

La captura de Ramadi sugiere que la estrategia de Abadi de contar con un fuerte apoyo aéreo estadounidense y marginar a las milicias chiíes podría ser efectiva. Las milicias han servido como una defensa contra Estado Islámico, pero enfrentan objeciones de Washington.

(Escrito por Stephen Coates; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Contenido Relacionado

Comentarios: 1

Comentarios